ARQUÉTIPOS!

Haz click sobre la imagen

Almacén de briquetas de madera en Chaín, Gondomar

Después de un tiempo centrando nuestra actividad en arquitectura residencial tenemos la suerte afrontar un nuevo proyecto completamente diferente a lo que estábamos acostumbrados, una nave de almacenaje de briquetas para Manguenaje SL. Las premisas de las que partimos fueron las siguientes:

-Aportar el máximo volumen de almacenaje.

-Conseguir un interior libre de obstáculos.

-Lograr la sencillez estructural y constructiva con el fin de minimizar costes.

A éstas premisas nosotros añadimos otros valores que considerábamos importantes.  Por una parte veíamos básico la necesidad de la integraciónde la edificación en un núcleo caracterizado por la arquitectura residencial. Para ello planteamos una división del cuerpo edificatorio en dos partes una que dará la “fachada” a la vía pública y la otra que se encuentra entre la forma urbana y la naturaleza del valle.

Para la primera pensamos en un volumen pétreo de una altura inferior al resto y que busca su escala en relación con los hórreos tradicionales usando un sistema parecido de construcción de los muros. Será formalizado en sillares de piedra posados unos sobre otros.

Para la segunda ideamos un volumen prismático con estructura de hormigón prefabricado y exterior de madera. Esta idea también convierte el exterior en un gran “canasto” de madera que “empata” mejor con el valle de la fachada norte al tener un aspecto cambiante en función del proceso de secado de las piezas. La fachada explicará parte del proceso.

Por otra parte, una vez estudiado el sistema de manipulación de la madera que utiliza la empresa, pensamos que era una buena idea que nuestro edificio contribuyese a realizar dicho proceso. Dado que una parte de éste supone la disposición apilada durante cerca de 2 años de listones de madera, pensamos ¿por qué no podemos incorporar el proceso de secado a nuestro sistema de fachada? Las ventajas son varias: ahorramos espacio de almacenamiento exterior, tenemos un revestimiento gratuito de la fachada, tenemos una huella ecológica igual a cero y por último le damos un significado directo de almacenaje a la edificación, puesto que el continente se transforma en el contenido.

De esta manera el proyecto contribuye a cerrar proceso de transformación de la madera que se realiza desde que entra en listones hasta que sale en forma de mango, serrín o briqueta y donde el desperdicio de material es nulo.